Psicóloga Laura Guri - Déjame que te guíe hacia tus valores.
¿Qué es la Terapia Sexual?
 
Numerosos conflictos en la vida de las parejas tienen que ver con la forma de vivir su sexualidad. A veces por una equivocada formación, otras por ignorancia o por prejuicios, hombres y mujeres son acosados por la angustia, el temor y la frustración. Además, ciertos valores machistas, que sitúan a la mujer en una posición instrumental frente al varón, tienden a crear desequilibrios y graves conflictos en la relación íntima de la pareja.
 
La mayoría de las disfunciones sexuales masculinas y femeninas se deben a causas psicológicas. En este sentido es importante saber reconocer cuáles son los motivos emocionales, cognitivos y conductuales que imposibilitan el buen desarrollo de la vida sexual. Además del tratamiento de las disfunciones sexuales, la terapia sexual ofrece lo que se denomina asesoramiento sexológico, el cual se aplica tanto a parejas con problemas como a aquellas que simplemente deseen enriquecer su vida sexual, con el consiguiente beneficio emocional que ello comporta.
 
Dificultades frecuentes:
 
  • Trastornos del deseo sexual: Consiste en la disminución o ausencia de fantasias y deseos de actividad sexual de forma persistente y recurrente. El trastorno provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.
  • Inapetencia o aversión al sexo: Consiste en un miedo extremo y persistente al contacto sexual genital.
  • Trastornos de la excitación
  • Disfunción eréctil
  • Trastornos orgásmicos
  • Eyaculación precoz
  • Retrógrada o retardada
  • Anorgasmia femenina: Consiste en la ausencia o retraso del orgasmo tras una excitación normal.
  • Vaginismo: Es un espasmo o contracción intensa y a menudo dolorosa de los músculos que rodean el conducto vaginal. En los casos más graves, la introducción del pene es imposible. En los casos menos graves causa dolor y se denomina Dispareunia. No es debido a una enfermedad médica.
Editor de páginas web alojado en Vistaprint